¿Es la constancia la clave del éxito?

“La constancia es la clave del éxito”

Todo el mundo ha escuchado esta frase en algún momento y, en el deporte, no es la excepción. Entrenar constantemente diferentes grupos musculares y de diferentes formas, nos ayudará a conseguir nuestros objetivos y a crear una disciplina que puede ser aplicada a diversos ámbitos de nuestra vida diaria.

El principal problema para conseguirlo suele ser la falta de motivación. No tener una motivación suficiente para levantarnos temprano para entrenar, hacerlo por las noches al acabar nuestras actividades diarias o en el horario de mediodía, puede suponer faltar al entrenamiento durante unos días, semanas o incluso llegar a desertar. Otro problema suele ser el “no tengo tiempo” y la falta de ganas. Has de vencerlos con técnicas motivacionales para no faltar. Piensa en todo lo que ganas al realizar ejercicio y lo que pierdes al no hacerlo. Lo cierto es que si no dedicas tiempo a tu salud, en el futuro tendrás que dedicar tiempo a la enfermedad.

Para alcanzar esa constancia o disciplina mencionada, hay que establecer unos nuevos hábitos en nuestras rutinas diarias. Aquí os dejamos unos consejos que os ayudarán:

1. Identifica que es lo que quieres cambiar. Escribe en una nota todos los hábitos que quieras cambiar. Es mejor hacer una lista con 3 o 4 cosas que puedas ir cambiando poco a poco. Por ejemplo, beber más agua al día.

2. Crea un plan. Ahora que sabemos qué queremos cambiar, tenemos que pensar en cómo realizarlo. En el ejemplo anterior, bastaría con llevar una botella a mano.

3. Establece un recordatorio. Es verdad que a veces vamos más estresados y se nos olvida nuestro objetivo. Es fácil recordarlo mediante una nota o incluso una alarma en el móvil.

4. Mide tus avances. Cada cierto tiempo comprueba tu marca, ya sea levantar unos kilos más en un ejercicio, aguantar más tiempo en la carrera o a mayor velocidad, etc.… Recuerda que has de poner objetivos a corto plazo para no caer en la desmotivación.

5. Celebra tus avances. Si has mejorado, celébralo. Ya sea con la alegría de haberlo conseguido o con una cena con los amigos, lo importante es que sea algo que te guste.

Otros factores importantes para conseguir esa motivación suelen proceder de otros factores, como el sitio donde entrenas, la música, la alimentación, etc. Os dejamos otros pequeños consejos:

1. Mezcla el ocio con el deporte. En lugar de quedar con tus amigos a tomar unas cervezas, queda con ellos para ir a la montaña, una ruta en bicicleta, etc. No pienses en el deporte como una obligación, puedes pasar un rato agradable rodeado de los tuyos.

2. Conoce la música que más te ayuda. La música tiene un poder importante en nuestro estado de ánimo, puede motivarnos para continuar cuando pensamos que ya no podemos. Crea playlist con tus canciones favoritas y recuerda llevarlas contigo en tu entrenamiento.

3. Cuida la alimentación. Este factor es clave para alcanzar nuestros objetivos más rápido. Ponte siempre en manos de un experto que te asesore de forma personal. En el equipo de JGfitnesscoaching contamos con una nutricionista experta en nutrición deportiva.

4. Descansa. Es un aspecto que suele olvidarse, pero clave en la vida. Tenemos que dormir el tiempo necesario para recuperar nuestro cuerpo y nuestra mente. Además, establece días de descanso del entrenamiento para no agobiarte y hacerlo más llevadero.

Como conclusión, hemos de intentar que el ejercicio forme parte de nuestro estilo de vida, incluyéndolo en nuestras rutinas semanales. Al final lo haremos sin esfuerzo y veremos que nos ayuda a sentirnos mejor y a relajar nuestras mentes.

Desde el equipo JGfitnesscoaching buscamos la felicidad de las personas a la vez que mejoran tanto su parte mental como física, buscando un equilibrio que potencie a la persona hasta que consiga sus objetivos.

Pueden venir a nuestro local, consultar nuestra web: www.jgonzalez-fitnesscoaching.com

O llamar a nuestro teléfono 652 76 88 81