+34 652 76 88 81

¿Puede nuestra motivación y nuestras creencias llevarnos a conseguir todos nuestros objetivos? En este artículo veremos  como nuestras creencias pueden motivarte a conseguir todo aquello que deseas.

Motivación y creencias

La motivación es la gasolina que impulsa a nuestro cerebro, pero para ello es necesario que además de esto creamos que a través del trabajo y del entrenamiento podamos conseguir nuestras METAS.

Las creencias nos aportan certidumbre acerca de cómo nos sentimos y que esperamos de nosotros mismos, de la vida y de la gente.

De ahí, que sí esperamos ser el mejor en algún ámbito deportivo y creemos en ello, es mucho más fácil conseguirlo, simplemente porque  haremos todo lo necesario para cumplirlo, mientras que si creemos que “NO podemos” hacer algo o llegar a ser mejor en algo,  nos quedaremos sin hacer nada, por lo que no produciremos ningún impacto en nuestra realidad.

cambiar creencias limitantes

La importancia de cambiar tus creencias para conseguir tus metas. Casos de éxito

Corrían los años 50 y las personas de la época creían que el ser humano no podía por su fisiología y su morfología  bajar la milla en 4 minutos.

Es aquí cuando aparece el atleta británico Roger Bannister, un hombre con unas CREENCIAS distintas al resto, la gente le decía que estaba loco por pensar que podría conseguir algo que hasta entonces era inimaginable.

Se preparó día tras día físicamente, visualizaba su objetivo, se imaginaba como se sentiría una vez conseguido su OBJETIVO. Él CREÍA que iba a conseguirlo y trabajo para ello.

En 1954 Roger Bannister fue el 1º atleta  que  corrió la milla por debajo de los 4 minutos, acontecimiento que llenó con muchos comentarios a la páginas deportivas. Para los expertos fue casi inconcebible que una persona pudiera cubrir dicha distancia en un guarismo por debajo del “límite” imaginario de los cuatro minutos.

Lo que más llamo la atención fue que hasta 1954 nadie fue capaz de conseguir esa marca y es cuestión de meses ya eran varías personas la que lo conseguían y en un año cientos

¿A qué es debido todo esto?

Se debe a que si una persona llegó a bajar esa marca que los expertos decían que era imposible, ¿por qué yo no podría hacerlo?  Estas fueros las preguntas que los demás se hicieron, aunque lo que realmente cambió fueron las creencias de todos los atletas, expertos, personas, de la época.

Un par de años más tarde bajar la milla en 4 minutos era algo normal, “las creencias de las personas habían cambiado”.

Otro deportista que todos conocemos a nivel mundial es Michael Jordan, una persona normal, tan normal, que fue apartado del equipo de baloncesto de la escuela debido a su “falta de habilidad”, algo que puede parecer inaudito pero así fue.

Él tuvo 2 opciones, podría haber tirado la toalla y dedicarse a otra cosa o creer que podría conseguir su sueño y trabajar para ello hasta conseguirlo. Claramente optó por la segunda opción, entreno duro, se preparó mental y físicamente.

Como resultado para muchos ha sido el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Una leyenda viva que combina de forma única velocidad, poder, arte, capacidad de improvisación y un deseo competitivo que nunca se apagó durante toda su carrera.

Según sus propias palabras: “he fallado más de 9.000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. En 26 ocasiones se me ha confiado para tomar el tiro que ganaba el juego, y fallé. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Y es por eso que tengo éxito.”

Michael Jordan al igual que Roger Bannister tenía la confianza de poder alcanzar el éxito a través de su motivación intrínseca, esa que nos impulsa a obtener los mejores resultados posibles, gracias a que ellos creían en sus sueños.

¿Crees tú qué puedes alcanzar tus sueños?

Otro caso de motivación en el deporte lo encontramos en Andrés Iniesta, un jugador de fútbol sencillo, con mucho talento y con una creencia y motivación superior al resto.

Solo hay que ver el hecho que ocurrió el día de la final del mundial. Probablemente el día más importante de su carrera profesional; Andrés vaticinó un gran día y eligió ponerse la camiseta de su amigo DANI JARQUE,  el creía en lograr el triunfo y en ser campeón del mundo.

Como resultado de todo esto aquel día por causalidad metió el gol cuando apenas quedaban minutos de juego, se quito la camiseta y allí ponía “DANI JARQUE SIEMPRE CON NOSOTROS”.

Al finalizar el partido se le pregunto por el gesto y dijo que no había podido hacer nada por él en toda la temporada y se lo merecía.

Andres Iniesta, después de una temporada dura y llena de lesiones, no se sabía si estaría dentro del combinado Español. Creyó  y se motivo para realizar un buen mundial y en el último momento gracias a su motivación consiguió ser campeón del mundo.

 “SI CREES TOTALMENTE EN TI MISMO, NO HABRÁ NADA QUE ESTE FUERA DE TUS POSIBILIDADES”

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros (Google) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, por lo que los terceros reciben información sobre tu uso de este sitio web.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de las cookies. Puedes obtener más info o saber cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies