Tan importante es ser constantes con el entrenamiento, como mantener una buena alimentación. Una buena forma de hacerlo un poco más fácil, es organizando las comidas de semana en semana o si eres de los precavidos, incluso mes a mes.

En este post te vamos a dejar un ejemplo de menú saludable para una semana, que incluye comidas y cenas. Un menú semanal sencillo y sano, que puedes preparar tú mismo en casa.
Además comentaremos la importancia que tiene la alimentación y cómo tener una dieta saludable y equilibrada.

Importancia de organizar mi menú saludable semanal

La dieta y el ejercicio son ambos fundamentales para llevar una vida saludable.
A pesar de lo que mucha gente puede pensar, una nutrición adecuada nos aporta muchísimos beneficios, tanto físicos como psicológicos.
Por lo que organizar nuestras comidas en un menú equilibrado y completo, es esencial.
Ya que en nuestro día a día tenemos el tiempo justo y vamos corriendo a todos lados y sacar tiempo para cocinar a veces queda en un segundo, tercer o cuarto plano…
Cuando no organizamos nuestras comidas, acabamos preparando siempre los mismos platos, comiendo fuera, o pidiendo comida a casa.
Esto hace que el menú pierda calidad y no me alimente correctamente, llevando por ejemplo a estancarme con mis objetivos de entrenamiento o a cambios de peso irregulares.
En resumen, organizar tu menú hará que ahorres dinero, tiempo y además comas mejor.

¿Qué alimentos debo tener en cuenta en mi menú saludable semanal?

Es muy importante cumplir con los requerimientos necesarios de macronutrientes en nuestro día a día.
Tenemos que integrar en nuestra dieta: proteínas, carbohidratos y grasas. En las proporciones adecuadas, que dependen en cada caso de la persona, su contexto de vida, los objetivos que persigue…
Pero dejando eso a un lado, hay unos requerimientos básicos que debemos tomar de forma genérica, para conseguir una alimentación completa.
55-30-15, es decir 55% de las calorías que ingerimos deben proceder de hidratos, 30% de grasas y 15% de proteínas.
En base a estas proporciones podemos ir construyendo nuestro menú con los alimentos correspondientes. Pero lo más apropiado es dirigirnos a un nutricionista que nos guíe.

Consejos para un menú semanal saludable y sencillo

Nuestro menú saludable y equilibrado puede ser a la vez un menú sencillo. No hay que ser un chef de renombre para comer bien.
Lo primero de todo debemos organizar nuestro menú por días y alimentos principales. Rellenando los huecos de nuestro calendario semanal, en orden de prioridad y teniendo en cuenta si podré tenerlo preparado para ese día.
Esto nos ayudará a organizarnos no sólo para cocinarlo sino para comprar los ingredientes necesarios.
Por ejemplo, poner primero los días de legumbres, después los de pescados y carnes, seguir con los cereales…
Así los podremos colocar de forma que se alternan entre ellos y jugar con almuerzos y cenas, sin que sea repetitivo.
Una vez tenemos estructurado esto, comenzamos a colocar el plato que vamos a cocinar para ese día, tomando como ingrediente base el alimento correspondiente.

Tips para combinar menú saludable con un buen entreno

Si además quiero combinar mi dieta con entrenamiento, deberemos tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Tener en cuenta el gasto y esfuerzo que supone el entrenamiento para nosotros y reflejarlo en nuestra dieta.
  • Respetar el tiempo de comida pre entrenamiento, para que no nos influya en el mismo.
  • Dar la misma importancia a la dieta que al entrenamiento. No podemos suplir uno por el otro.
Menú semanal

Aquí os dejamos un ejemplo de menú semanal (DESCARGAR MENÚ), con platos sencillos y rápidos de hacer, pero no por ello de menor calidad.