Hoy os traemos una nueva entrada en nuestro blog, con algunos consejos y recomendaciones sobre los quesos a elegir para nuestra dieta. En JG Fitness somos unos Cheese lovers y por supuesto este post no podía faltar.

¿Debo eliminarlos totalmente de la dieta? ¿Todos los quesos son tan calóricos? ¿Esta mal introducir queso en mi alimentación?
Conoce la respuesta a estas preguntas y muchas más y… ¡sigue disfrutando del queso sin cargo de conciencia!

¿Qué tipo de quesos son los que tienen más grasa?

Dependiendo del tipo de queso, nos encontraremos con una mayor o menor proporción de grasas.
Para todos aquellos que aman el queso de sabor intenso, tenemos la mala noticia, que esos son los que más grasa contienen.
Esto se debe a que por su elaboración se utiliza más leche y por tanto más grasa.
Del mismo modo aquellos quesos más blandos, que apenas tiene proceso de maduración o incluso ninguno, serían los más acertados.
Aunque sabemos que su sabor no es tan intenso y que los fanáticos del queso pueden quedarse con ganas de más.

Pero… ¿Solo puedo tomar quesos blandos?

Tampoco tenemos que quedarnos únicamente con estos quesos más insípidos, aquí te dejamos un plan B para quitarnos el gusanillo.

  • Queso feta
  • Queso Mozzarela
  • Quark
  • Ricotta – Havarti Light

Para cualquier ensalada, tostada o snack entre comidas son una buena elección.

¿El queso light, es realmente light?

Como ocurre con todos los alimentos en general, el término light supone que tiene que contener un 30% menos de calorías que el producto original.
Esto muchas veces da lugar a confusión y se tiende a pensar que el hecho de ser light es sinónimo de apto para la dieta.
Ya que un alimento muy calórico aunque contenga un 30% menos sigue teniendo una gran cantidad de calorías.
Por lo cual en lo que debemos fijarnos, no es si en el envase pone la palabra light, sino en el etiquetado, para ver el contenido calórico real.

Entonces, ¿No debo eliminar el queso de mi dieta?

¡Efectivamente! podemos seguir disfrutando del queso aunque estemos tomando una dieta hipocalórica, es cuestión de saber cuál elegir y cuanto tomar.
El queso también nos aporta beneficios y nutrientes necesarios para nuestro cuerpo.
Por lo tanto no debemos suprimirlos en su totalidad de nuestra dieta diaria.

Ideas para combinar el queso en mis comidas

El queso puede ser un gran aliado en cualquier comida.
Podemos colocarlo en nuestro desayuno con las tostadas, le añadimos un poco de pavo y aguacate y… ¡desayuno de escándalo!
En nuestras comidas, es un aliado estupendo para las ensaladas, les da un toque espectacular. Alterna diferentes quesos junto con frutos secos o semillas y tendrás mil ensaladas para no aburrirte.

¿Eres de los que no tienes ni 5 min para comer algo a media mañana o en la hora de la merienda?

Los palitos de queso, son fáciles y rápidos de preparar, para usarlos como snack en el momento que lo necesites.
¡NI TANTO NI TAN POCO!

Bueno bueno… después de leer este post, tampoco es necesario ir al super a llenar nuestra nevera de quesos y atiborrarse.

Como todos los alimentos, hay que tomarlos en su justa medida, pero ahora ya sabes cuáles puedes tomarlos más a menudo y cuáles debes restringir.

Si quieres además llevar una alimentación saludable, te dejamos nuestro menú descargable para 1 semana pincha aquí.

¡Envía este post a tu círculo de amantes del queso para que conozcan todos los detalles! No te guardes el secreto…