7 formas de enamorarte de los entrenamientos ¿Entrenar y diversión en la misma frase?. Por supuesto que sí! Nosotros no conocemos otra forma de hacer nuestros entrenamiento que pasandolo bien. Por eso queremos contaros algunos tips a tener en cuenta para hacer que te diviertas mientras haces ejercicio.

Hay muchos trucos para divertirse haciendo ejercicio y cada uno debe buscar cuál es el que le funciona.
Aquí te dejamos varios consejos por los que empezar para comenzar a disfrutar y enamorarte de tus entrenamientos.

Actitud ante todo

Cuando comenzamos a entrenar, debemos hacerlo para sentirnos bien con nosotros mismos, no como si se tratase de un castigo autoimpuesto.
Tener pensamiento negativo hacia el entrenamiento, hará que lo asociemos como algo desmotivante y nos hará mas difícil la adherencia.
Por lo que debemos enfocarlo de forma positiva y verlo como algo que nos proporciona beneficio, de manera que cuando entrenes no sea una obligación sino una diversión.

Establece algunas metas

Marcar objetivos, puede ayudarnos en nuestra motivación hacia el entrenamiento. Estos objetivos deben ser realistas y podemos marcarlos a medio, corto y largo plazo.
Por ejemplo un objetivo a corto plazo puede ser conseguir mejorar en un ejercicio en concreto, a medio plazo subir la intensidad del entrenamiento.
Y a largo plazo llegar a «x» porcentaje menos de grasa, ya que conlleva un periodo de tiempo mayor conseguirlo.
Todos estas metas debemos marcarlas nosotros mismo o junto a nuestro entrenador, para que sean realistas y motivantes.
Marcar metas o retos con familiares o amigos también puede hacer el ejercicio mas divertido. Tener alguien con quien compartir los entrenamientos y con quien competir de forma sana.

Define una rutina

Estructura tu entrenamiento, incluye un entrenamiento completo y coherente para cada semana, te ayudará a conseguir tus metas más fácilmente.
Conseguir nuestros objetivos e ir mejorando hará que disfrutemos más del ejercicio y que la adherencia al entrenamiento sea mayor.
Es importante que en tu rutina, incluyas ejercicios que te gusten y te motivan, pero no podemos caer en la monotonía.
Debemos dejar hueco para incluir ejercicios y metodologías diferentes a los habituales, para variar el estímulo de entrenamiento.

Encuentra tu modalidad favorita

No sirve de nada obcecarse con un deporte o tipo de entrenamiento, que realmente no despierte ningún tipo de interés en tí.
Para que el entrenamiento sea divertido y te anime a volver, tienes que practicar una modalidad que te guste.
Es primordial que escojas un deporte, entrenamiento, clase dirigida… que te realmente te guste. Anímate a probar diferentes disciplinas hasta dar con la que mas encaja contigo.
Y si eres de los que tiene poco tiempo, no tengas miedo a probar a hacer ejercicio en casa, puedes encontrar también una gran variedad de opciones.
Siempre bajo indicaciones de un profesional, presencial u online, no tendrás ningún problema para realizar tus rutinas de forma segura.

Entrena en grupo

Cuando empiezas a entrenar o hacer deporte, puede resultar aburrido si lo haces tu solo, a veces, incluso uno se siente perdido entre tanto material.
Pero puedes encontrar actividades grupales, que lo hagan mas divertido, dónde conocer gente nueva y sentir el apoyo del grupo.
Cuando entrenas con mas gente, incluso podeis hacer ejercicios en conjunto y juegos que amenizan las sesiones de entrenamiento.

Aprovecha el buen tiempo

Otra de las formas de disfrutar al máximo de tu entrenamiento es aprovechar el buen tiempo para hacer ejercicio al aire libre.
Tenemos a nuestro alcance parques, playa, montaña… para salir y montar nuestro propio circuito en medio de cualquier parte.
Si eres de los que le gusta el medio natural, no hay mejor forma que esta para compaginar una de tu pasiones con el deporte.

Entrena jugando

Muchas veces nos cerramos a que un entrenamiento exigente debe ser aburrido, analitico o muy estricto. Pero hay diferentes maneras de conseguir realizar un entrenamiento exigente y divertido a la vez.

Una forma de divertirnos y hacer un entrenamiento exigente, es jugando. ¡Eso es, jugando! bien planificado y con las reglas adecuadas, puede ser una forma muy dinámica de entrenar.

Y si a estos juegos le sumamos buena música para acompañarlos, ¡el resultado puede ser realmente bueno!

Después de todos estos consejos, no esperes más y comienza a buscar la mejor forma de divertirse entrenando. Sol@, acompañad@, en el gym, en casa, con música, si música… ¡pero siempre disfrutando!