El ejercicio físico y la alimentación, son dos aliados inseparables, si queremos conseguir mantener nuestro cuerpo en forma y saludable, descubre las claves para evitar comer extra después de entrenar.

Pero no siempre nuestro cuerpo y nuestra cabeza parecen estar de acuerdo cuando entra el hambre… A pesar de que podemos saber qué es lo que debería comer, el cuerpo nos pide más y al momento.

Estas sensaciones son difíciles de controlar y nos dejamos llevar. Hoy os dejamos algunos consejos que os pueden servir para reducir este tipo de situaciones.

5 tips para evitar comer de más después de entrenar

A continuación te dejamos 5 consejos, para que te sea más fácil evitar excederte con la comida post entrenamiento.

Entrenes a la hora que entrenes, sea cerca o no de la hora del almuerzo o cena… debes ser consciente de tu ingesta calórica total.

Tip 1: Sé realista con tus requerimientos calóricos

Una buena forma de saber si estoy comiendo de más es conocer cuánto debo comer para alimentarme correctamente.

Es decir, comer lo suficiente para poder afrontar el gasto que tengo en mi día a día y no excederme innecesariamente.

Ya que me afectará negativamente tanto si como de más como si como menos de lo necesario.

Por este motivo debes conocer los requerimientos nutricionales que tu cuerpo necesita, teniendo en cuenta tu actividad, edad, trabajo…

Tip 2: Trabajo cuerpo-mente ¿Cuánto necesito comer realmente?

A veces cuando terminamos de entrenar, tenemos una gran sensación de hambre o por el contrario, pérdida de apetito por la fatiga y esfuerzo.

Esto nos lleva a comer de más o de menos en algunas ocasiones. Por lo que en relación al punto anterior, debemos conocer de antemano qué nutrientes va a necesitar mi cuerpo.

Para que cuando llegue el momento, lo haga correctamente y evitar dejarme llevar por las sensaciones post entrenamiento.

Que nos pueden dar una información «falsa» sobre qué es lo que necesita mi cuerpo en ese momento.

Tip 3: Ten un plan de comidas estructurado

Si tienes un plan de comidas estructurado y cada semana sabes que es o que te corresponde comer cada día, te será más fácil no excederte.

Al conocer cual va a ser tu «menú» del día, sabrás si has cumplido ya con él o no, o si puedes añadir algo extra.

Por otro lado, si vamos improvisando siempre, acabaremos por tomar las mismas comidas y muchas veces de poca calidad para ahorrar tiempo.

Si a esto le sumamos las falsas sensaciones que podemos tener post entrenamiento con respecto a la sensación de hambre…

Es bastante recomendable tener ya conocimiento de que es lo que me tocaría comer, y así directamente vamos a por ello y evitamos «pecar» con excesos.

Tip 4: Planifica tus entrenos y comidas de forma inteligente

A la hora de buscar hueco para entrenar, siempre estamos condicionados por nuestros horarios laborales, estudios, cuidados de la casa, hijos…

Y por lo cual no siempre combina perfectamente con los horarios de comida o directamente no tenemos tiempo para pararnos a comer tranquilamente.

Esto puede hacer que tengamos una alimentación desorganizada y que sea más complicado controlar cantidades, calidad y variación de los alimentos…

Por lo que a la hora de organizar nuestras comidas, debemos tener este tipo de situaciones en cuenta y ser realista con nuestro día a día.

Sii no contamos con tiempo de pasar por casa después de ir a entrenar, es mejor preparar la comida para llevar.

Evitando de esta forma comer «cualquier cosa» una vez terminado el entrenamiento.

Tip 5: Disfruta del entrenamiento y diviértete, no solo pienses en quemar calorías

Por último y no menos importante… ¡A disfrutar!

Hay que disfrutar y divertirse en los entrenamientos y sentirse bien con uno mismo.

No debemos obsesionarnos con las calorías, ni reducirlas a niveles innecesarios.

Conocer cuántas calorías necesita nuestro cuerpo en el día a día, combinado con entrenamientos que nos hagan sentir bien, nos ayudará a crear hábitos saludables.

Haciendo que mantengamos la forma y regulemos la ansiedad hacia el exceso de comida.

Visita nuestra nutricionista

¿Cómo empezar? Poniéndote en manos de profesionales del entrenamiento y de nutrición.

Para que te puedan asesorar sobre el plan de entrenamiento y nutricional que mejor se puede adaptar a ti.

Haciéndote más fácil incorporar una alimentación adecuada a tu contexto de vida, que sea eficiente y alcanzable.

Si quieres conocer cual es el que más se adapta a ti, no dudes en consultar con nuestras nutricionistas, vía presencial u online.

Por ahora te dejamos un post muy visitado «Cenas saludables para perder grasa» y si quieres conocer más sobre «Entrenador personal», visita el siguiente post