Esta semana, desde JGonzalez Fitness Coaching, como profesionales del entrenamiento personal, queremos hablaros de uno de los temas más importantes a la hora de realizar cualquier tipo de entrenamiento, el calentamiento.

Un buen entrenamiento está formado por 3 partes fundamentales, calentamiento, parte principal y vuelta a la calma. Hoy nos vamos a centrar en la primera de ellas, el calentamiento.

calentamiento

 

 

¿Qué es el calentamiento?

Es la parte inicial de una sesión de entrenamiento, donde activamos y preparamos nuestro cuerpo para el estimulo que va a recibir, por ello realizarlo de manera integral y centrándose en el tipo de entrenamiento que vamos a realizar y sus objetivos, es crucial.

Lo habitual es que el tipo de calentamiento sea diferente según el deporte, actividad física o entrenamiento que vayamos a realizar. Ya que, no en todas las actividades físicas se trabajan las mismas articulaciones o los mismos músculos con la misma intensidad o resistencia. Por ejemplo, algunas de estas actividades requerirán un calentamiento más centrado en movimientos globales, calentamiento de articulaciones principales, articulaciones concretas o músculos específicos.

Para poneros un ejemplo, un calentamiento de un entrenamiento de fuerza será mucho más específico por que se debería centrar en el calentamiento tanto de los grupos musculares involucrados, como de las articulaciones. Este calentamiento más específico podría consistir en realizar unas primeras series de calentamiento con un peso menor al de las series efectivas seria un calentamiento ideal.

Sin embargo el calentamiento de cualquier deporte dependerá de los movimientos más habituales que realice cada jugador, yendo de menos a más e involucrando cada vez una mayor intensidad así como acciones que pueden aparecer en el juego.

Mientras que un calentamiento tipo de un entrenamiento de fuerza más global podría ser, unos minutos de calentamiento en elíptica o cinta de correr subiendo progresivamente la intensidad, además de añadir algunos ejercicios globales que compondrán el entrenamiento pero a un nivel de intensidad menor y progresivo.

La clave de este post es que entendáis la importancia de realizar un buen y adecuado calentamiento. La relevancia del mismo recae en que realizando un buen calentamiento, la sesión de actividad será más eficaz y eficiente, ya que se trabajarán las zonas que más adelante durante la sesión más se van a ver afectadas por los objetivos del calentamiento.

Otra de las claves de por qué realizar un buen calentamiento, es la prevención de lesiones. Mediante el calentamiento, prepararemos a los músculos y articulaciones para un trabajo más intenso que se realizará durante el grueso de la sesión de entrenamiento. De esta manera, esas partes específicas que más van a sufrir, conseguirán un mayor rendimiento y no les cogerá por sorpresa un entrenamiento intenso.

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros (Google) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, por lo que los terceros reciben información sobre tu uso de este sitio web.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de las cookies. Puedes obtener más info o saber cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies