Electroestimulación deportiva en Madrid (Chamberí). Electrofitness

¿Quieres practicar la electroestimulación en Madrid?

 

La electroestimulación es tipo de entrenamiento de alta intensidad en el que se trabajan unos 300 músculos a la vez, indicado para  recuperar lesiones, tonificar o quemar grasa. Se trata pues de un entrenamiento de alta intensidad, en el que en poco tiempo reclutamos más fibras musculares.

 ¿Te animas? Contacta conmigo y reserva ya tu prueba gratuita:

¿Qué es la electroestimulación y cómo funciona?

La electroestimulación es una parte integral de los protocolos de fisioterapia y tratamiento del dolor. Ha sido una técnica utilizada por los fisioterapeutas durante muchos años. Hoy en día, muchos deportistas utilizan la electroestimulación en sus programas de entrenamiento para optimizar los resultados.

Es una solución perfecta para prevenir lesiones y dar a los músculos el tratamiento exacto que necesitan en un momento determinado de un programa de entrenamiento.

La electroestimulación respeta el funcionamiento de su cuerpo. El principio de la electroestimulación es muy sencillo. Reproduce con precisión los procesos que ocurren cuando nuestro cerebro ordena que los músculos se contraigan. Cuando decidimos contraer un músculo, nuestro cerebro envía una señal en forma de una corriente eléctrica que viaja a gran velocidad a lo largo de las fibras nerviosas hasta el músculo, que reacciona contrayéndose.

En el caso de la electroestimulación, la excitación se produce directamente sobre el nervio motor mediante pulsos eléctricos perfectamente controlados para garantizar la eficacia, la seguridad y el confort de uso. De hecho, los músculos no pueden diferenciar entre una contracción voluntaria (provocada por el cerebro) y una contracción inducida eléctricamente: el trabajo realizado es exactamente el mismo.

En JG Fitness Coaching contamos con:

  • Electroestimulación con cable: Este tipo de entrenamiento es ideal para combinarlo con cualquiera de los que ofrecemos. Disponemos de hasta 40  programas de electro cada cual mas duro, ideal para lesiones sino puedes realizar ciertos movimientos, para perdida de grasa y ganancia muscular.
  • Electroestimulación inalámbrica: Otra forma de entrenar con el electro muy dinámica y divertida, ya que no condiciona nada el entrenamiento, teniendo el usuario total libertad de movimiento y pudiendo realizar un entrenamiento funcional, un hiit, o un tabata, a la misma vez que recibe electro por medio del chaleco, acondicionado a esta modalidad.

Si no tienes tiempo para poder hacer deporte todos los días de la semana, pero eres consciente de que necesitas hacer ejercicio, la electroestimulación puede ser una solución para ti.

Con la electroestimulación se consigue, entre otros objetivos, tonificar, perder peso, aumentar la masa muscular, reducir la celulitis, recuperarse de una lesión o ponerse en forma después del parto.

La ventaja de la electroestimulación es que, siendo constante y siempre que sigas nuestras recomendaciones, pronto notarás los efectos. De esta manera, tu confianza aumenta y tu motivación aumentarán.

Además del chaleco de Electrofitness, nuestro software nos permite adaptarnos a tus necesidades, con programas específicos para cada tipo de objetivo.

Contacta conmigo y reserva tu primera sesión de electrofitness totalmente gratis:

Beneficios de entrenar con electroestimulación en Madrid

Los beneficios del entrenamiento con electroestimulación son los siguientes:

Ahorro de tiempo

Hay que destacar el ahorro de tiempo que supone poder utilizar la electroestimulación muscular mientras entrenas. De esta forma, se puede dedicar su tiempo a mejorar la táctica, la técnica o la estrategia, por ejemplo, que es por lo que este beneficio es primordial.

Aumento de la fuerza y la masa muscular en el grupo muscular que se trabaja

Ambas cosas son posibles porque podemos trabajar con frecuencias elevadas, sometiendo al músculo a una sobreestimulación; elevar la intensidad significa que cada vez se reclutan más fibras en el músculo necesario para el entrenamiento.

Existe un riesgo mínimo o nulo de lesión ósea, ligamentosa o tendinosa

El músculo es un tejido capaz de ser sometido a sobrecargas extraordinarias de tiempo prolongado. Como es muy difícil lesionar el músculo, su capacidad de adaptación es mayor que la de los huesos o tendones musculares.

Esto significa que con un entrenamiento específico dedicado a los músculos que trabajan las extremidades, los ligamentos y los tendones no se verán sometidos a sobrecargas por impactos, cambios de dirección, etc. Conseguiremos exactamente lo que buscamos, una mejora de la resistencia, sin que nuestra estructura articular sufra y, por lo tanto, reduciremos en gran medida el riesgo de lesiones deportivas en nuestro entrenamiento.

Esta reducción del riesgo se produce no sólo durante el entrenamiento con electroestimulación, sino también en el entrenamiento de campo, ya que el aumento de la fuerza y de la masa muscular de este tejido, que es un elemento amortiguador independiente en nuestro cuerpo, también nos protege durante otros entrenamientos.

Retraso en la fatiga muscular

Este tipo de entrenamiento nos permite trabajar casi sin sensación de cansancio físico. Al mismo tiempo, a medida que elevamos el nivel de carga conseguimos desarrollar los músculos; y a medida que pasan las sesiones nos damos cuenta de que podemos aumentar la intensidad cada vez más sin experimentar irritación o sensación de cansancio, lo que provoca una adaptación de la fuerza, pero sin problemas de recuperación tras la misma.

Reducción de la carga cardiovascular durante el entrenamiento

A menudo los atletas quieren mejorar su resistencia aeróbica sin producir un aumento en la pared cardíaca. El entrenamiento diario de fuerza es capaz de provocar el desarrollo de la pared cardíaca que, en los atletas, cuyo principal objetivo es lograr una mejora aeróbica, limita su capacidad.

Los corredores y ciclistas han descubierto que un aumento en el entrenamiento con pesas en el gimnasio tiende a causar hipertrofia de la pared cardíaca. Si esto ocurre, aunque sea ligeramente, el flujo cardíaco disminuye, lo cual no es deseable para atletas como los que participan en deportes de resistencia.

Con la electroestimulación participamos en trabajos musculares de alto nivel de carga y adaptaciones que provocan un alto desarrollo de la fuerza, todo ello sin someter al cuerpo a estrés cardiovascular.

Mejora de la capilarización y vascularización

Está bien demostrado que con la estimulación muscular de baja frecuencia se obtiene una elevación intensa de la circulación sanguínea local. Se ha comprobado que esto genera una adaptación que hace que la capilarización local también aumente, lo que induce la respuesta más intensa y prolongada tanto de las fibras musculares rojas como de las blancas.

Aparte de estos beneficios de la electroestimulación que hemos comentado hay que añadir la mejora de otras condiciones físicas como la elasticidad; tener a nuestro alcance métodos que disminuyan el dolor, aceleren la recuperación y faciliten la adaptación al entrenamiento después de una lesión; y la capacidad de exigir una mayor cantidad de trabajo físico muscular sin riesgo de lesión o fatiga física o psíquica.

Contacta conmigo y reserva tu primera sesión de electrofitness totalmente gratis:

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros (Google) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, por lo que los terceros reciben información sobre tu uso de este sitio web.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de las cookies. Puedes obtener más info o saber cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies